La historia del club

Tras nacer en 2009...

La Unión Deportiva Logroñés es un club profesional de fútbol creado a partir del Club Deportivo Varea, un histórico equipo asentado en el barrio logroñés del mismo nombre y fundado en 1967. En el año 2009, el CD Varea logra un histórico ascenso a la Segunda División B y el nuevo club, la Unión Deportiva Logroñés, ocupa su plaza en la categoría de bronce del fútbol español, incorporando a su vez una estructura completamente profesional inexistente hasta el momento en la entidad.

El objetivo es devolver el fútbol de élite a la afición de Logroño y La Rioja, siendo el principal impulsor de este proyecto el empresario riojano Félix Revuelta.

El nuevo club comenzó desde cero toda su estructura, desde el personal para la gestión del estadio, la comunicación, las equipaciones, el escudo, las categorías inferiores, las relaciones con las instituciones y con los demás clubes riojanos… había que empezar la casa desde los cimientos con el fin de tener una base profesional sobre la cual poder ir creciendo, con unos valores claros de orden, seriedad, trabajo e identificación con La Rioja.

HISTORIA DEPORTIVA

En la temporada 2009/2010, la Unión Deportiva Logroñés queda encuadrada en el Grupo III de Segunda División B, junto con los clubes catalanes, valencianos y baleares. El entrenador del primer equipo, es Josip Visnjic y su ayudante es Julio Aranzubía, antiguo entrenador del CD Varea. En la primera temporada, se logra quedar en el 9º puesto.

En la siguiente temporada, Josip Viscnjic, siguió al frente del equipo que participó por primera vez en la historia en la Copa de SM El Rey de España. Tras superar varias eliminatorias, el sorteo deparó un enfrentamiento entre la Unión Deportiva Logroñés y el Valencia Club de Futbol. Un equipo muy querido en nuestra tierra por la relación que siempre mantuvo con el añorado Club Deportivo Logroñés.

En esa misma temporada, también tuvo lugar la sustitución el entrenador Josip Visnjic por el preparador riojano Nacho Martín, que tras una segunda vuelta de la liga impensable a punto estuvo de meter al equipo en los puestos de play off de ascenso a la Segunda División A.

Se quedó en sexta posición y se ganó el derecho para competir un año mas en la Copa de SM El Rey de España.

La temporada 2011-2012 comenzó con el mismo entrenador que finalizó la anterior, Nacho Martin. El equipo comenzó la temporada bien en competición liguera, derrotando al Sestao River por 3-1 en el Estadio Las Gaunas. No así en la Copa de SM El Rey de España, donde fue apeado por el CD Mirandés. Tras el buen comienzo, el equipo entró en un declive que propició la segunda destitución en la historia del club, esta vez el elegido para sustituir a Nacho Martín fue Pepe Calvo, un entrenador que conoce la Segunda División B a la perfección.

No todo fue fácil, pues el equipo parecía no reaccionar y los aficionados se impacientaban, pero tras una derrota en Sestao (una vuelta después de superarles en nuestro campo), el equipo tocó fondo. Entonces, como si de un milagro se tratase, se comenzaron a encadenar victorias, llegando a jugarse en la penúltima jornada ante el Amorebieta la opción de entrar en el play off de ascenso a la Segunda División A.

Finalmente no se consiguió, pero terminó clasificado en una meritoria quinta posición, que asegura de nuevo una plaza para disputar por tercera temporada consecutiva la Copa de SM El Rey de España.

Así comenzó la temporada 2012-2013. Bajo el mando del mismo entrenador, Pepe Calvo, el equipo fue apeado (2-1) de la Copa del Rey el 29 de agosto del año pasado por el otro equipo de la ciudad de Logroño, la Sociedad Deportiva Logroñés, que también milita en Segunda División B.

Con un balance de 8 victorias, 14 empates y 8 derrotas, llegó la sustitución del entrenador Pepe Calvo por el técnico riojano Raúl Llona cuando faltaban ocho jornadas para la finalización de la temporada y con el equipo en décima posición.

Finalmente la Unión Deportiva Logroñés terminó la campaña en el puesto décimo cuarto. La temporada 2013-2014 el equipo siguió a las órdenes de Raúl Llona y militó en el Grupo I de Segunda División B. Cosechó los siguientes números y datos: posición 11, 46 puntos y 36 partidos jugados (12 victorias, 10 empates y 14 derrotas).

La campaña 2014-2015 arrancó con cambios en el organigrama técnico, destacando el fichaje de Carlos Pouso como entrenador para el primer y máximo responsable de la parcela deportiva en la entidad. El ex jugador del Mirandés Raúl García sería su segundo, Rubén García el entrenador de porteros y Javi Rodríguez el preparador físico. El resto del organigrama se completaba con José Miguel Martín (fisioterapeuta), Vicente Elías (médico), Rubén Ruiz (delegado) y Aarón Ruiz (utillero).

Esta temporada fue la más exitosa para el club, ya que se llegó a disputar el play off de ascenso a Segunda División. El conjunto de Carlos Pouso volvió a militar en el Grupo I de Segunda División B y cosechó los siguientes números y datos: posición 4º, 66 puntos y 38 partidos jugados (19 victorias, 9 empates y 10 derrotas), con un balance de 49 goles a favor y 37 en contra. En la fase de Ascenso a Segunda, se disputó la eliminatoria ante el Huracán Valencia donde el resultado fue de 1-1 en Las Gaunas y de 2-1 en Torrent por lo que ahí terminó el sueño.

En el segundo año con Carlos Pouso al frente del equipo, la UD Logroñés volvió a clasificarse para el playoff de ascenso a Segunda División como cuarto clasificado: 66 puntos, 18 victorias, 12 empates y 8 derrotas. 50 goles a favor y 28 en contra fueron el balance goleador del campeonato liguero.

Destacó esta campaña por su actuación en la Copa del Rey. Tras quedar exento en la primera ronda, el conjunto logroñés eliminó a Linares Deportivo (2-1) y UCAM Murcia (2-2, penaltis), enfrentándose al Sevilla de Primera División (0-3 en Las Gaunas y 2-0 en el Sánchez Pizjuán) con pocas opciones desde el comienzo de ambos choques. 

En cuanto al playoff, volvió a mejorar los resultados cosechados en la temporada anterior, eliminando al Villarreal B en los cuartos de final del ascenso a la categoría de plata gracias a dos empates (0-0 en Las Gaunas y 1-1 en Villarreal) con un gol de Iker Alegre. Su verdugo fue el Sevilla Atlético en las semifinales. Con un solitario tanto marcado en la ida en Las Gaunas (0-1) bastó para acabar con el equipo blanquirrojo, que no pasó del 0-0 en la ciudad deportiva de la escuadra hispalense.