Triunfo sufrido en Lasesarre para terminar un año genial y seguir líderes

Lasesarre suena a fútbol vasco, a fútbol difícil, a lucha, a pundonor, a no rendirse nunca, pase lo que pase: aunque tu equipo se quede con diez por una expulsión en el minuto 70; aunque hace cuatro días hayas jugado 120 minutos en Copa; aunque el terreno de juego esté embarrado y complicado.

Así es Barakaldo. Así es el Grupo II, un grupo singular, donde toca ser “versátil y polivalente”. Unas de esas características en las que insiste el entrenador blanquirrojo, Sergio Rodríguez, para definir a su plantilla actual. Es lo que toca: adaptarse. Y en Lasesarre costó un poco al principio, en una primera parte con mucha igualdad, pocas ocasiones, donde Miño desbarató el poco trabajo que tuvo, con acierto. No había muchas opciones de combinación…

A la vuelta del descanso, en el primer minuto de juego, los riojanos hicieron buena una jugada de estrategia: córner que bota Ñoño y Zabaco cabecea cruzado, fuera del alcance del Cacharrón. 0-1, de oro, no tan bonito el gol como el que el defensa había hecho ante el Izarra, pero de suma importancia.

A partir de ahí se sucedieron acciones de peligro: primero Ander Vitoria, en un saque de esquina similar al gol, y después el Barakaldo, en la réplica, pero Miño evitó el tanto. Entonces, corría el minuto 70, Agirrezabala frenó en secó, con una entrada peligrosa, a David que se iba en el contraataque y fue expulsado.

Llegaron en ese momento del partido varias oportunidades de matar el encuentro: carrerón de Iñaki por la zurda que se la pone a Ander Vitoria y este lanza arriba cuando se cantaba el gol; otro paradón de Cacharrón al mismo Vitoria en el 81; Andy unos minutos después dispara y retiene el guardameta… Pero cuando quedaban diez minutos (el tiempo oficial más el añadido) el Barakaldo, que nunca muere, se fue arriba y empezaron los rezos de la afición blanquirroja. Acoso a la puerta de Miño: falta botada por Sergio García, remate al lateral de la red de Carles Marc…

Y por fin pitó el árbitro -que por cierto era el asistente Luis Alonso Campos, quien tuvo que sustituir en el 80 al principal David Gálvez lesionado-. Fin de año de ensueño para la parroquia blanquirroja, con celebración y comunión total con la afición que se había desplazado.

FICHA DEL PARTIDO

Barakaldo CF: Cacharrón, Agirrezabala, Txabi Galán ( m. ), Julen López, Carles Marc, Pitu, H. Nespral (Juan Delgado, m. ), Óscar F. G., M. Gángara, Adrián Hdez., Olaizola.

UD Logroñés: Miño, Miguel Santos, Caneda, Zabaco, Iñaki, Andy, Errasti, Ñoño (Olaetxea, m. ), A. Vitoria, David (O. Siddiki, m. ), Rubén M. (Gorka, m. ).

Goles: 0-1, Zabaco, m. 46.

Árbitro: David Gálvez Rascón, del colegio madrileño; tuvo que ser sustituido por su asistente Luis Alonso Campos, en el minuto 80, al no poder seguir a causa de una lesión. Mostró cartulina amarilla a los locales Carles Marc, Pitu y Óscar F.G., así como a los visitantes Rubén Martínez y Miguel Santos. Expulsó por roja directa al local Agirrezabala, en el minuto 70.

Incidencias: Partido celebrado en Lasesarre, en un terreno de juego en delicada situación, ante casi dos centenares de aficionados blanquirrojos.


REACCIONES POSTPARTIDO

Leave a Reply

seis + trece =